te vas a la montaña e igual seguís pasando frío a la hora de dormir… Con gusto, te contamos algunas cosas.

Cierto es que una persona de 50 kg genera 60 vatios de calor, mientras que una persona de 110 kg genera 100 vatios aproximadamente… Pero te vas a la montaña e igual seguís pasando frío a la hora de dormir… Con gusto, te contamos algunas cosas para que antes de elegir tu nueva bolsa lo hagas con más conocimiento y elijas mejor!

Existe un mito y bastante instalado de que es la bolsa de dormir la que genera calor, lamentamos desilusionarte pero esto es absolutamente falso.
La bolsa o cualquier otra prenda no genera calor directamente, la temperatura que se desprende de nuestro organismo es la que queda entre la bolsa o ropa y por eso es tan importante conocernos bien para poder optimizar nuestra temperatura y descanso.
Lo primero que hay que entender es que a la hora de generar calor hay muchos puntos que van a afectar directamente este rendimiento.
El metabolismo personal es personal, hay personas más friolentas… más calurosas… medio friolentas… medio calurosas… en fin… un mundo!
La ropa elegida, y el lugar donde vas a dormir, ya sea carpa, refugio o vivac también afectaran directamente a la calidad de tu recuperación después de tu actividad de montaña y hay que organizarse lo mejor posible antes de salir.
La contextura física: Las personas con más grasa corporal y de mayor masa muscular están con algunas ventajas con respecto a las más delgadas ya que cuentan con una mayor aislación y generan más calor y las de menor peso sentirán mas frio, así que atención!
La conducción: La pérdida de calor que sufrimos dentro de la bolsa se debe al contacto directo con el suelo. Esto significa que a más peso de la persona, este comprime más la bolsa y las pérdidas son mayores al existir un mayor contacto con el suelo. Para reducir esta pérdida de temperatura siempre es conveniente combinar la bolsa con el uso de colchonetas o aislantes de buena calidad que amortiguan el peso y aíslan del suelo.
La evaporación: Otro medio de pérdida de temperatura e importante. El sudor es un efecto corporal para regular la temperatura y es efectivo si la humedad puede salir efectivamente de la bolsa. Si no lo hace, esta la va a humedecer y va a provocar bastante incomodidad. Además hará que la bolsa pierda sus características térmicas siendo más problemático aun en las bolsas de pluma ya que estas absorben muchas más la humedad que las sintéticas.
El sexo: Los hombres y las mujeres también gestionamos la temperatura corporal de manera diferente. Las mujeres tienden a tener más frio que los hombres, habiendo una diferencia de unos 5 ºC entre ambos. Por eso siempre las mujeres preferirán siempre una bolsa un poco más abrigada.
La edad: Cuanta más avanzada se tiende a generar menos calorías ya que la masa muscular con la edad también tiende a decrecer. Por eso mejor una bolsa más abrigada y que se pueda regular la temperatura por medio de sus cierre.
El entrenamiento: Las personas que estén entrenadas y salen habitualmente a la montaña o la intemperie también son tendientes a sentir menos frío. Por eso, obviamente, es siempre mejor estar entrenado o en actividad que no estarlo.
El cansancio: El cansancio también influye, si una persona está muy cansada generará menos calor que si se encuentra descansada. El conocerse es muy importante ya que una persona que se conozca sabrá cómo regular su esfuerzo, sabrá abrigarse para sentir menos frío.
El consumo de energía antes de dormir también influye. La cantidad de energía generada durante el sueño depende de las actividades realizadas durante el día. Por ejemplo una persona que haya realizado un trekking tranquilo y haya comido comida caliente estará en mejores condiciones de generar calor que un escalador que haya realizado un gran esfuerzo.
También es cierto que si uno se va a dormir enseguida después de cenar, al irse toda la energía al aparato digestivo, va a ser muy difícil que se pueda generar calor inmediatamente. Para esto recomendamos comer temprano y quedarse alrededor del fuego hidratando con alguna bebida caliente, hacer una mini caminata o algo para que este lapso se acorte y uno pueda comenzar a emitir calor una vez que se meta en la bolsa.
Y… que materiales son mejores? Todos en principio. Dependerá de la actividad y adonde uno piensa ir. Y son todas buenas. Tanto las bolsas sintéticas como las de pluma son excelentes y cada una tiene sus ventajas, desventajas y diferentes cuidados.
Es una realidad que no se puede tener una bolsa ideal para cada cosa, ya que es una inversión y la que elijamos, seguramente, nos va a acompañar por muchos, muchos años, por eso, elegir bien antes de adquirirla, es un muy buen consejo!
Así que te invitamos a ver nuestro link con las muchas opciones y con gusto quedamos a disposición para poder ofrecerte todo el acompañamiento que precises para poder elegir la mejor bolsa de dormir para vos y la disfrutes por mucho tiempo!

RUPALNET #BolsasdeDormir
http://media.rupalnet.com/category.php?id_category=80

Leave a Comment

0
te vas a la montaña e igual seguís pasando frío a la hora de dormir… Con gusto, te contamos algunas cosas.Bastones de Montaña
WhatsApp ¡Consultar Ahora!