Todos sabemos que una perfecta hidratación es esencial para conseguir el mayor rendimiento de nuestro cuerpo y para esto es esencial consumir todos nuestros líquidos desde el mejor estado posible!

Siempre que hablamos de bolsas de hidratación, estamos haciendo referencia a mochilas o bidones que se cargan en la espalda y que vienen en capacidades varías.
Demás estar decir que nuestra salud es lo más importante así que hay que tenerlos en óptimas condiciones! Nada complicado, por suerte, así que con gusto van estos 5 pasos para tenerlos impecables y siempre en perfecto estado!
1- Solo con agua
El primer consejo es reservar la bolsa de hidratación solo para el agua y dejar otro tipo de bidones y botellas para las bebidas isotónicas o energéticas. De esta forma evitamos que la bolsa se impregne de sabores y olores que podrían resultar complicados de eliminar.

2-Enjuagala bien después
Al llegar a casa, enjuaga bien tanto el exterior como el interior de la bolsa y no te olvides de hacer lo mismo con el tubo y la boquilla. Podes enjuagarla solo con agua si la usas de forma continuada y hacer una limpieza más profunda con agua, jabón o agua con un par de cucharadas de bicarbonato. Llena la bolsa con uno de estos preparados, abrí el tubo para que también se llene con esta mezcla y dejala actuar unas horas para que haga su función correctamente. Después, vaciate la bolsa y enjuagala bien solamente con agua para eliminar cualquier resto.

3-Secala bien
Una vez enjuagada la bolsa asegurate de secarla bien al aire y no la expongas directamente al sol para evitar que se deteriore prematuramente. Un consejo es colgar la bolsa boca abajo (algunas bolsas vienen con unas pequeñas varillas especialmente para esto) y deja escurrir todo el agua del interior. Es fácil que queden restos de agua en los recobecos de la bolsa, así que un buen tip es terminar de secar todo con papel de cocina.

4-¡A congelar! Si, tal cual lo lees! !
Una vez limpia y bien enjuagada, guarda la bolsa en el congelador. (el frío y la oscuridad evitan que proliferen bacterias y hongos) Nuevamente fijate bien por si quedan restos de agua en el interior de la bolsa, porque al congelarla podría convertirse en hielo y rajar el material.
Otro buen consejo es meter la bolsa de hidratación dentro otra bolsa de plástico para evitar que absorba cualquier otro olor del congelador o freezer que tengamos de otros alimentos.

5-Consejitos
-En climas fríos rellenar la bolsa con agua tibia para evitar el congelamiento. Un aislante para la manguera y para la bolsa de hidratación también ayuda mucho, Y después de tomar, lo mejor es soplar a través de la manguera para que no quede agua en el tubo y vuelva a la bolsa. De este modo evitas que restos de agua en la manguera se congelen e impidan hidratarse con comodidad el resto de la marcha.
-En climas calurosos carga la bolsa con agua fría o mete hielo picado en el interior. (fijate que los hielos no tengan filos que pueden rajar la bolsa). Aislar la manguera e incluso la bolsa evitan que por la temperatura externa se caliente el agua que llevamos.

Básico, verdad! Esperamos los encuentres útiles y que sirvan para prolongar la vida de este querido esencial!
Y si ya estas con ganas de tener algo mas pro que una botella descartable, que sirve también… te dejamos el link para poder completar tu equipo con este complemento tan importante! Un antes y un después, sin dudas! !

RUPALNET

http://media.rupalnet.com/categoria-pro…/trekking/hidratacion/

X
WhatsApp ¡Consultar Ahora!